OLIVA NARRA LA EXPERIENCIA DE CONOCER EL CIELO

Ella dijo: En meses atrás el Señor me había explicado que el asistía a sus iglesias con su espíritu, que la iba a llevar al cielo  <<Mira que te voy a llevar al cielo como todos mis videntes que no faltaba sino busté>>

 

Queridos hermanos: El Santo Espíritu llego el día de la fiesta de Pentecostés aquí por la noche y me dijo: “Vas a conocer mi casa”, él se formo como el lenguas de llamas y me abrazo con sus alas y sentí que me subían y me subían, cuando acorde llegue a la puerta del cielo, el Padre Celestial salió y me dijo:

 

<<Dentra a mi casa, vas a ver todo lo que yo tengo aquí>> ( Juan 14,2)

Lo primero que vi fue el trono del Espíritu Santo como está allá en la Santísima trinidad, en las lenguas que lo abrazan a él. Ahí vi al Padre a un lao, al hijo al otro y al espíritu Santo encima y su madre a un lao. Ahí vi  todos los ángeles pero muchísimos ángeles que cantaban y tocaban de todo instrumento que hay allá, muchísimos querubines, muchísimos santos; ahí vi a un lao muchísimos santos sacerdotes, salvaos, ahí vi unos santos Obispos, allá hay una hermana mía ya en el cielo, le pregunte: ¿Señor onde tan mis otras hermanas? Dijo: Todavía no las llevo, están el purgatorio, tan penando sus penas, aquí no esta sino la primera que tanto que ella me pedía en su matrimonio por su enfermedad que ella sufría; aquí vi a mis dos padres, ellos cayeron de rodillas y lloraron tiernamente, porque era la ultima que ellos tenían en su corazón, porque quedaba la última  en la casa, allí muchos conocidos y de la familia y muchos no los conocí. Muchos lloran y alaban al Señor y le piden por sus hermanos, por sus hijos que todavía estamos en este mundo; allí vi un grupo de toda clase de religiosos, allí hay tronos de ángeles , de distintos modos que tocan; allí vi caminos de jardines de distintos colores, allí no hay noche, sino todo iluminao, allí no se siente ni hambre ni sed. ( Apc 4,1,11).

 

El Señor me paseo hasta lo último…me dijo: << Mi gloria es igual de grande al mundo, la conocí es muy grande, pero me dijo: van a quedar estos apartamentos solos por todos los que no van a llegar ese día aquí, todos los que se van a condenar en este segundo mundo>>.

 

Pongámonos a pensar queridos hermanos, si vamos a perder donde vive Nuestro Señor Jesucristo, su madre y su Padre Celestial, onde están nuestros padres y hermanos todos los santos.

 

Ese día el Señor me llevaba con todos los ángeles a un trono y a otro con música de todo instrumento, yo caía casi de rodillas, como que me enubaba viendo una cosa y otra.

Me dijo: <<Todos mis videntes los he traído a conocer mi gloría. A todos los videntes del mudno entero les tengo aquí su trono pa ellos porque ellos están hablando mi mensaje que yo les di, auqnue me los han criticado  me los han tratado mal pero yo ese día les tomare en cuenta. Diganles si mi fruto que yo les di a ellos serán malos o serán buenos, bustedes que dicen?

 

Allí hay muchos ángeles tocando piano, armones, muchos querubines tocando trompetas de distintos modos pero muchos niños. No se ve en ningún momento oscuridad, sino todo iluminao.

 

Conté nueve puertas una permanece abierta y las otras cerradas. Pero el dice: <<Está puerta yo la cierro cuando me llega uno que yo llame, porque yo cierro está puerta porque yo desconozco esa oveja que no fue conocida de mi>> (Apc 4,1)

 

¿Como les parece? Que el Señor cuando llama a una persona que haya sido conocida de el, él cierra esa puerta y desde adentro esa puerta dice << Yo no te he conocido a buste, porque no fue conocido de mi en el mundo>> (Mt. 7,21)

Una persona le pregunta: ¿A que hora el Señor la volvió a traer aquí a su casa? Respondió: El domingo de su fiesta de Pentecostés me regreso a las 3 a.m me dijo: <<Aquí estas en tu casa, en tu lugar me dijo, está cumplida mi profecía que yo tenia de todos mis mensajeros por el mundo, porque estos mensajeros y sabios que están por el mundo dando este mismo mensaje. Los que quieran creer que crean y los que no que no, los que se quieran convertir que se conviertan y los que no se quieran salvar que no se salven, que sigan en lo mismo de atrás>> Entonces para todos una feliz tarde y que Nuestro Señor los lleve con paz y alegría a sus casas.