Mensajes sobre la Iglesia Católica

Queridos hermanos acérquense ya a la iglesia de Jesús sea que esta confesión que van hacer tan bien hecha para no caer más en lo mismo de atrás, para estar como niños (Mat.18,1-5) porque si el nos ve como niños el día de su venida no nos recibe ni nos salvamos ese día. El quiere que ya no juzguen, que no murmuren, que no calumnien, que se perdonen unos con otros, que me guarden los mandamientos, que crean en mi venida cuantas de mis ovejas no me quieren reconocer y siguen en lo mismo de atrás. Como el dice << Aquella nube negra que cierne en mi pueblo y en las ciudades aquellos hombres que no son bautizados, que no me conocen, blasfeman contra mi y mi madre, que no creen en mi ni venida (Jn.10,16)

 

Nosotros católicos tengamos un orgullo que somos bautizados por la iglesia de Dios, que no le hemos vuelto la espalda a su iglesia ni a su bautismo, que el Señor nos encuentre el día de su venida en su iglesia.

Mensajes de Diferentes fechas

Queridos hermanos porque ese día para nosotros será una alegría, cuando el dice: <<Ahorita no me verán sino mis mensajeros y mis sabios, pero ya llegare al mundo a juzgar a todos, me irán a ver bajo una nube con mi madre y los ángeles y mi ángel vendrá tocando la trompeta y el caye en un lugar donde yo he venido a dar estos mensajes>> y ustedes no lo han aprovechado, o ni creen, ese día creerán pero ya es tarde, pongámonos a pensar que el dice: <<Yo cada día les pongo un píe en la tierra y ustedes no me sienten, no se les da nada ya que se acerca mi venida y les llego a ustedes y todavía piden más de lo que yo les he dado>>.

 

Queridos hermanos no le pidan más al Señor sino la sanación del espíritu, no cosas materiales porque el dice que el creo al hombre, le dio los talentos, le dio la vida, y todo lo que tenemos, nos ha dado la tierra, nos ha dado nuestros bienes, nos ha dado la casa, el dice que nosotros somos unos pobres mayordomos de el, porque nosotros ese día tenemos que entregarle todo lo que nos ha dado porque el mundo no lo tiene prestao, nosotros no somos los dueños del mundo.

Entonces como el dice << Cuando yo llegue a la tierra acerca de mi venida, ustedes irán a ver los arboles que se doblan y se dan golpes unos con otros. Que los vamos a sentir llorar, porque sus hojas son desparecidas por el fuego, los cerros se bajan y se dan golpes unos con otros el día se lo voy a poner oscuro, la luna y el sol cambiaran de color cuando vean mi venida que se encierran entre truenos y relámpagos (Mat.24,3,28) ¿que pueden hacer bustedes en ese día? ¿pa donde vamos a correr? ¡Y sino nos hallamos reconciliados! Por eso no dejen pa mas tarde. Ese día el Señor dice que la tierra tiembla, también la vamos asentir llorar porque ella está bañada en pecado y en sangre, el Señor ese día vuelve a recibir el mundo, el dice que la tierra se quemara siete estados de ondo Yo iré a despejar el cielo, el sol no es que caiga a la tierra sino el esta donde está; al sol le va a quitar el Señor la atmosfera que lo ataja, lo que el sol quema, una capa de fuego se desborda y quema el mundo entero. (Ap.16,1,17)

Nosotros no nos vamos sino el espíritu, ese día de la venida, el cuerpo de nosotros queda en la tierra y ese queda ceniza. ¡Preparemos esa pobre alma que tenemos!

 

Como el dice <<Yo les di un espíritu chiquitico pero ustedes me lo van a entregar negro como un carbón porque esa alma me llora, me esta llorando ahorita porque ese cuerpo lo va hacer condenar>>

 

Salvemos esa alma que tenemos, eso es lo que cada uno debe hacer de salvar el alma que tenemos. El Señor dice << Ese día que yo llegue al mundo no me vayan hacer ningún reclamo porque yo llego a lo que vengo, yo les iré a sacar a cada uno lo ultimo que tenga escondido en su corazón>>

 

Queridos hermanos no tengan nada escondido, todo afuera, no tengamos ningún rencor con nuestros hermanos, ninguna cosa quitada de unos a otros devolvamos esa cosa porque el nos va sacar eso que tengamos escondidos ese día. Si alguno ha quitado sus bienes o sus dineros a otros y el dueño a fallecido tiene un remiendo, se confiesan que tan debiendo esto y que esa persona ya falleció y el sacerdote les manda a devolver esa plata, dársela al pobre y hacer caso lo que el Padre les diga pero no podemos quedarnos con lo ajeno (Ver el séptimo mandamiento).

 

Referente al cumplimiento del séptimo mandamiento, el Señor nos dice por medio de la vidente Oliva en el mensaje del 31 de diciembre de 1994 y aparece en el casete numero 28 <<Devuélvanse sus dineros que han prestado unos a otros porque yo si ese día les iré a decir: Buste fue a donde su hermano y le saco dinero pero tenias la intención de no devolvérselo, buste le quito sus bienes, le robo su cementera le limpiaste su casa, le hiciste esto le asustaste pero a mi no me van asustar anda a restituir lo que le quitaste a ellos, ya como quedan por el mundo>> (Ex.20,15)

Entonces como ese día que Jesús llego aquí yo le mande a entrar y yo me hice a un lao y el entro y me dijo que, el tenia mucha sed, le dije: Señor enseguida me dijo que le diera agua yo le dije: ¿Señor, porque más bien no se toma un vaso de leche y no de agua? Y el me dijo: <<YO SOY AGUA VIVA>> (Jn.4,13,14) no le conteste más y le lleve un vaso de agua y todo se lo tomo y volví y me pase al patio y volvió y me dijo <<SIENTATE AQUÍ, SIENTATE AQUÍ>> Yo tenia siempre como una sugestión, estando ahí no sentí más nada y di la vuelta y me senté en la punta del banco donde el estaba sentado, pero yo ya no sentía ningún miedo.

Entonces el al pie tenia el libro y el bastón muy grande, alzo el libro y lo puso encima de su vestido, me dijo: << Este es mi libro que tengo>> ( Apc.3,5,6) le dije yo: ¿de que es este libro Señor? Que tu tres ahí, me dijo <<Este libro es el que yo tengo arriba, en este libro tengo todo mi rebaño de este segundo mundo están aquí todos apuntados>> le dije al Señor ¿porque sabe el nombre de cada uno? Dijo que el lo sabia porque el era el que bautizaba a los niños y demás personas que sus sacerdotes le presentaban a el.

Su cuerpo su voz, sus manos para el hablar pero que el estaba con el sacerdote, que ese día apuntaba los nombres de esos niños.

 

<<Todo el que no sea bautizado en mi iglesia por mi mismo, no aparece en este libro>> (Jn.3,5)

Queridos hermanos tengamos una alegría que nuestros papas nos llevaron a recibir el bautismo en la iglesia que tenemos en cada pueblo. Entonces me dijo <<En este libro están aquellos que al principio no quisieron recibir mi iglesia, se me han añadido todos a mi iglesia pero yo los iré a perdonar el día de mi venida pero si ellos me piden perdón y se reconcilian y se unen a mi iglesia>> No tengamos miedos de ellos porque por voluntad de Dios en poco tiempo vamos hacer perseguidos de ellos, su iglesia va a ser perseguida sus sacerdotes y el pueblo nosotros nos cansamos de oírlos y de oír sus falsas doctrinas, nosotros desconocemos esas falsas doctrinas. Si nos retiramos de ellos y sino nos siguen persiguiendo tenemos que dejar la casa irnos a huir a un monte o a una peña, pero el Señor nos dice << Si usted sale de su casa no se lleven un solo vestido y sus sandalias sus zapatos no se devuelvan por lo demás porque yo acortare el tiempo para llegar más ligero y esto sucede hermanos, esto viene pero nosotros sabemos que es para irse el mundo, no nos ajenamos porque como el dice << En esos días a mis hijos yo los veré, los acompañaré en sus hambres pero ustedes mis hijos que me han seguido yo los iré acompañar hasta el ultimo día de su vida, porque mis hijos van a ver lo no que han visto en este segundo mundo>>

 

No tengamos miedo, murmuramos con el evangelio en la mano si nos derraman la sangren moriremos por aquel hermoso Señor que está tras de nosotros ahorita y esto viene; va a ver la guerra mundial, va a ver las tres noches de oscuridad (Ex.10,21,23)